La gran fortaleza del Callao

La gran fortaleza del Callao

La bahía del Callao es observada imponente viajando por el Pacifico, es pues, una de las ciudades en Perú que más historias tiene por contar.

Antes de iniciar, como todo chalaco exclama: ¡CHIM PUM CALLAO¡

Esta ciudad está ubicada en la bahía más extensa de la costa occidental de América del Sur. El Callao se ha convertido en uno de los puertos con mayor importancia de esta misma costa sudamericana del Pacifico.

El Callao es el primer puerto de toda la república del Perú, y es por tanto la única Provincia Constitucional del Perú, decretada por ley.  En su territorio también se encuentra el aeropuerto Jorge Chávez, uno de los más importantes del mundo, y el primero en el Perú. esta ciudad también llega a tener relevante importancia puesto que la majestuosa Marina de Guerra del Perú tiene su principal centro de operaciones estratégicas y gran base naval en el puerto del Callao, en donde están fondeadas algunas principales naves de la escuadra peruana.

 

LA FORTALEZA DEL REAL FELIPE

Si bien, podríamos quedarnos durante horas escribiendo sobre el Callao, y mencionando cada una de sus maravillas, rutas y detalles, esta vez la protagonista será una gran fortaleza, mas conocida como la Fortaleza del Real Felipe. Esta se ubica en la parte central de la ciudad del Callao, y es una construcción muy antigua y rica en historia. Su nombre fue elegido en honor del rey Felipe V de la Casa de Borbón, que había fallecido en 1746. Durante la época del virreinato el castillo del Real Felipe fue un sólido bastión de ataque y defensa, en la emancipación fue la última fortificación y en la Republica fue escenario de intensas luchas e intrigas políticas.

 

Esta fortaleza tardo casi 27 años en ser construida y costo miles de vidas entre guerrillas y milicias, desapariciones y acontecimientos sangrientos e importantes en el registro de la historia, ya sea por protección o por conquista. Inicio en 1747, cuando el Callao se encontraba vulnerable e indefenso frente a los ataques piratas y las incursiones de los corsarios. El poderoso virrey Jose Antonio Manso de Velasco puso en práctica un plan de defensa y consiguió que el Rey de España aprobara los planos de la fortaleza. Aquellos planos fueron diseñados por el matemático y cosmógrafo francés Luis Godin. Evidentemente el proyecto fue aprobado, y en la actualidad se aproxima que fue destinado tres millones de pesos, que en dólares equivale a un promedio de 21 mil. La construcción fue terminada en 1774, en el gobierno activo del Virrey Manuel Amat y Juniet.

HABLEMOS DE LA FORTALEZA

El tipo de fortaleza seguía la escuela de Vauban, el cual regia el arte militar de aquella época. Tenía una forma pentagonal de cinco baluartes, y esta comprendía murallas, cordón, parapeto, terraplén y escarpes. Estos baluartes Los baluartes llevan el nombre del Rey, la Reina o la Patria, el Príncipe, Jonte o San Felipe, la Princesa, la Tapia o San Carlos y San José o la Natividad y mientras se recorre todos, cada una es más majestuosa que la anterior. Toda esta gran fortificación ocupa cerca de 70 000 metros cuadrados. Y su inicio lo vemos es la Gran Puerta de Honor, ya que es la puerta principal y otra de las más relevantes la llamaron la puerta del perdón. Dentro del museo encontramos también el Parque de la Artillería en la cual se observan impresionantes cañones y vehículos blindados. Una de las zonas a la que todos ansían en llegar es la Casa del Gobernador, sin duda, inmensa y de grandes detalles característicos de la época.

 

El importante poderío de la fortaleza del Real Felipe quedo demostrado en el año 1816, durante la campaña emancipadora, porque hasta ese año solo había servido para confinar a los patriotas que eran tomados prisioneros. Las baterías de la fortaleza cumplieron exitosa y satisfactoriamente con su función de defensa al impedir los primeros ataques e incursiones de ese año contra el Callao, sin embargo, cuando el libertador Don José de San Martin ingreso a Lima en 1821, el 15 de Julio, su imponencia comenzó a debilitarse ante el asedio de las tropas libertadoras, y en septiembre del mismo año el gobernador La Mar se rindió entregando así el Real Felipe. Fue entonces que el nombre paso a ser «Castillo de la Independencia» al iniciarse la etapa republicana, retomando su nombre original en 1925.

 

Habiendo pasado por varios episodios, en 1931, el movimiento revolucionario contra el gobierno de Sánchez Cerro motivo la captura del Real Felipe, hecho que se repitió el 3 de octubre de 1948 cuando la marinería se sublevo contra el gobierno de Bustamante y Rivero. Después de este capítulo sangriento en medio de la historia peruana, en donde se registraron varios fallecidos y heridos, la calma y la paz han perdurado en este castillo tras el paso del tiempo y fue declarado en 1952 Monumento Histórico Nacional. Tal edificación es por tanto uno de los detalles que no se escapa a ningún libro de historia peruana, dedicándole varias páginas.

 

Ahora, esta fortaleza ha pasado del papel preponderante que tuvo al retiro silencioso de una reliquia histórica que narran un importante número de acontecimientos, los mismos que marcaron caminos y rumbos importantes en nuestro país. El valor que hoy se le da es representativo de época, ya atrás quedo el contenido estratégico o táctico, sino más bien en una de las paradas turísticas más importantes, o la más importante de esta ciudad.

La visita es tan asombrosa como impactante, sin duda alguna, inolvidable, remontándonos a una época memorable y haciéndonos sentir parte de la historia de nuestro país, aun sin pertenecer a él, pues la experiencia es casi vivencial. Apreciaremos monumentos hechos por la propia realeza española y el talento arquitectónico empleado, ya sea por diseño y proyecto o por la mano de obra tan bien detallada y construida de los antiguos peruanos. Un sin fín de armas que despiertan atracción y curiosidad por saber cómo empleaban tales instrumentos bélicos y la colección de instrumentos extraños y conservados que hoy para nadie significan algo de suma relevancia y a la misma vez representan gran tesoro en la memoria y vivencia de los años que trajeron gloria al Perú. La gran construcción de piedra chalaca nos espera para regalarnos asombro, sorpresa y cultura.

 

Autor(a): Wendy Pérez

También te puede interesar:

Barranco Lima Perú

La costa verde 

Ciudad de Lima

El arroz con pollo: plato bandera del Perú

El arroz con pollo: plato bandera del Perú

Origen e historia del “Arroz con pollo”, fusión sabor a Perú 

Teniendo como inspiracion y rindiendo honor a la Costa Verde, con la sazón tradicional de la cocina peruana y con un toque criollo a mas no poder, producto de la influencia española y combinada con las diferentes especias peruanas nace el “Arroz con pollo”.

Se dice que cuando la influencia española llega a las costas peruanas no sólo impuso una nueva religión o gobierno, trajo con sí cambios en la alimentación e ingredientes, sin embargo no pudo desaparecer la tradición peruana por lo cual terminó fusionándose.

Por esta razón se considera comida criolla a todo plato de origen limeño por la inevitable influencia española e indígena.

“Arroz con pollo” foto 1

Orígenes del “Arroz con pollo”

Uno de los platos tradicionales de la cultura española es el Arroz Amarillo y para los indios, mestizos y criollos cocinar un arroz de color amarillento, se les hacía demasiado dificil, sobre todo sacar el mismo color. es por eso que en aquella época tomaron al culantro como su mejor aliado ya que le dejaba un color, no amarillo pero sí un espectacular tono verde.

Cuenta la historia que antes la población estaba acostumbrada a a comer su “Arroz con Pato” con la ayuda del culantro, un toque de ajos, cebollas en el aderezo y en la ensalada; arroz graneado y un pedazo de pato sancochado, el almuerzo familiar estaba listo.

Pero hubo una época en la que conseguir pato se hizo complicado y caro. Ante esta esta situación se optó por algo más económico como el pollo, se cambió la chicha de jora por un vaso de cerveza, así nace una tradición criolla que fue evolucionando al ritmo de festejo en la zona sur, con marinera en el norte y con los respectivos vals limeños.

“Arroz con pollo” foto 2

Actualmente el “Arroz con pollo” es uno de los platos tradicionales y representativos al hablar de Perú. Infaltable en toda mesa desde la familia más pobre hasta para la población “sofisticada”.

Las ferias gastronómicas muestran por obligación al menos en un espacio el “Arroz con pollo”.

Si tenemos la presencia de extranjeros son los primeros en preguntar por el “Arroz con pollo” ya que han oído maravillas sobre este platillo que estaría incompleto sin su inseparable compañero la “Papa a la huancaína”, ese toque cocinado con ají amarillo, pan o galleta y leche. Una crema que más peruana no podría ser.

“Arroz con pollo” foto 3

Precursores de la cocina criolla

Gastón Acurio, uno de los principales impulsadores de la cocina peruana en el mundo comenta la increíble fusión que tuvo que existir en el país para hacer de los platos peruanos un rotundo éxito en el extranjero.

Teresa Izquierdo quien fue considerada una mujer con “manos milagrosas” por la increíble sazón no sólo cocinaba el “Arroz con pollo” verde tradicional sino que intentaba renovar y los hacía en color rojo o amarillo.

Una presentación inmortalizada para el “Arroz con pollo” en ollas de barro crea las expectativas y los recuerdos de un almuerzo exquisito y hogareño.

El concepto del “Arroz con pollo” es relacionado con familia, tardes soleadas acompañadas de un encebollado de ensalada y unas cervezas heladas, refresco o gaseosa para los niños. Si eran días nublados el “Arroz con pollo” se acompañaba con un refresco caliente contando historias del día.

Es sabido que cada peruano tiene en la memoria alguna experiencia relacionada con aquel mítico nombre: “Arroz con pollo”. Sólo hagan la prueba.

Hoy este plato puede ser modificado y aun así mantener su sabor. Los comen con pollo broaster o pollo dorado incluso con espinacas de ensalada.

“Arroz con pollo” foto 4

¿Cómo es el tradicional  “Arroz con pollo”?

Los ingredientes necesarios son entre el culantro, ajos molido, cebolla, pimiento, las piezas de pollo que necesitas al igual que la cantidad de arroz que requieras, media taza de aceite, ají amarillo licuado, arvejas, zanahorias, papa, galleta, leche, sal, pimentón, palillos y claro, agua.

No te compliques tanto y si quieres un “Arroz con pollo” criollo y netamente peruano, sigue las instrucciones.

Licúas el culantro y comienzas con tu aderezo, debes de colocar la cebolla picada, el ajo molido, el palillo y un poco de sal y aceite. Seguidamente cuando ya sientas que el aderezo está lo sufrientemente cocido hechas tus presas de pollo al igual que las arvejas y zanahoria (cortado en cuadrados), esperas unos 10 minutos y pasas a retirar tus presas por un momento para echar el arroz. Cuando puedas juntar tanto la presa con el arroz le hechas el pimiento y dejas que se cosa a fuego lento.

Ya cosido tendrás listo tu “Arroz con pollo” pero si quieres agregarle un toque tradicional con el que sin duda quedará consolidado tu almuerzo es preparándole su papa a la huancaína.

“Arroz con pollo” cocinándose

Para esto solo requieres de la papa sea blanca o amarilla. Necesitas ají amarillo entero al menos dos o tres que tendrás que abrir y sacarle las pepas (para que pique menos) las colocas dentro de la licuadora, le hechas agua (hervida), prosigues echándole galleta de soda molida para que finalmente le agregues leche sola. Juntado esto puedes licuarlos y ver el tono amarillo y delicioso que obtendrás. Partes la papa en dos y puedes echar la crema huancaína.

“Arroz con pollo” papa a la huacaina

Este platillo degustado en la costa peruana, también ha logra extenderse alrededor del país. El “Arroz con pollo” ya no es sólo un almuerzo limeño, se ha convertido en un almuerzo peruano que tiene más de un acompañante tradicional desde bebidas hasta ensaladas y canciones.

El “Arroz con pollo” alrededor del Perú.

En la selva se registra un plato muy similar al “Arroz con pollo” pero este prefiere ser llamado “Juane” el sabor es muy parecido aunque con más palillo y sin arvejas ni zanahoria y este va envuelto en hojas de plátano, el toque selvático que resalta su identidad.

Para nosotros es un poco complicado el hecho de ponerse a dieta, es casi imposible con tales platillos que más allá de estar bien sazonados crean la diferencia y hacen trascendental aquella marca Perú que enorgullece a las tres regiones.

Hay una infinidad de recetas que podrás encontrar para cocinar el “Arroz con pollo” así que no te limites, puedes innovar, variar o seguir funcionando. Algunos incluso optan por echar cerveza en la preparación de su “Arroz con pollo” y  eso no está mal. Permite conocer diferentes estrategias que se hacen herencia en los hogares peruanos y cada uno defenderá la suya. Con esto las ferias gastronómicas tienen mayores espacios, los almuerzos peruanos no mueren, más bien se mantienen o se transforman.

Así que si te animas dar un recorrido completo al Perú seas peruano o no, nunca olvides recomendar siempre ese arroz verde con sabor a patria que en una cucharada puede relatarte la historia de una conquista con inclinaciones a invasión que terminó lejos de desaparecer, transformándose en un nueva sociedad rica en cultura de esas que no encuentras en cualquier país, una sociedad mil y un costumbres unidas por el sabor del “Arroz con pollo”.

“Arroz con pollo” la costa verde

También te puede interesar:

Tacacho con cecina

El juane

El Cerro San Cristóbal

El Cerro San Cristóbal

Si estás en Lima y te encuentras en pleno recorrido por el centro de la capital, seguramente surge en tu mente la posibilidad de visitar el Cerro San Cristóbal, desde donde podrás apreciar literalmente todo Lima. Asimismo, es un lugar que guardaba historias de fe, religión, peregrinación y sacrifico.

El Cerro San Cristóbal está ubicado exactamente a 400 metros sobre el nivel del mar, y como hemos mencionado, pero vale recalcarlo, brinda a sus visitantes la posibilidad de contemplar todo Lima con una sola mirada. De igual forma, es muy sencillo llegar a la superficie y cima del Cerro San Cristóbal, se encuentra a solo unos minutos del Centro de Lima, y en caso ya te encuentres, por ejemplo, por la Plaza de Armas, podrás observarlo simplemente con levantar la mirada, la cruz luminosa que alcanza los 20 metros lo delata en todas las horas del día.

cerro San Cristóbal

Vista de toda Lima

Vista de toda Lima

Historia

Pero como todo lugar interesantes y punto de encuentro de visitantes de toda nacionalidad, cuenta con una historia y el Cerro San Cristóbal no es la excepción. Aunque es probable que durante las últimas décadas haya adquirido mayor protagonismo en lo que respecta al turismo que promueve la zona, el Cerro San Cristóbal tiene un pasado histórico que se remonta a la época de la colonia.

Según señalan muchos historiadores y se contrasta en las crónicas rescatadas de la época colonial, durante el año 1536, Francisco Pizarro y su ejército compuesto por 500 soldados se enfrentaron a veinticinco mil guerreros nativos quienes pretendían apodarse del centro de la ciudad. Sin embargo, mientras el ejército del conquistador español aguardaba al otro extremo del río Rímac, las huestes invasoras intentaban cruzarlo incansablemente, sin embargo, cada vez que lo intentaban eran arrasados por las corrientes embravecidas.

Se dice que poco a poco, grupo por grupo, las huestes nativas se rindieron y abandonaron el propósito, a lo que los españoles atribuyeron como un milagro, un “milagro de San Cristóbal”, a raíz de este suceso se dirigieron hacia la cúspide del cerro, donde construyeron una capilla y erigieron una enorme cruz de madera, como muestra de gratitud y religiosidad.

Algún tiempo pasó y la cruz fue derribada por un grupo de indígenas nuevamente, quienes se reforzaron y volvían con las mismas pretensiones, apoderarse del control de la ciudad. Al cabo de un tiempo de diligencias y dilatación militar, se produjo una gran batalla entre ambos bandos, saliendo victoriosos los españoles encabezados por Francisco Pizarro y su ejército. Del mismo modo, que ordenó anteriormente, Pizarro mandó a construir nuevamente la cruz en el mismo lugar, parecía tener una especie de devoción en San Cristóbal, pero tras la relevancia de la batalla y la victoria que permitió que los españoles se posicionarán aún más en nuestro país, el cerro paso a llamarse “San Cristóbal” y así perduró durante las épocas venideras.

Cuando los tiempos de paz llegaron y nadie enfrentaba el orden español. Las crónicas e historiadores que dejaron vestigios para las siguientes generaciones, aquellas reseñan que Pizarro tuvo un sueño revelador de la cruz de San Cristóbal, el cual resumió como «Desde la celda he visto totalmente iluminada la cruz del cerro.» Aquella visión se la comentó a su amigo cercano de la época, el presidente Augusto B. Leguía, quién tras escuchar el sueño y creer firmemente en las palabras de su fiel capitán Pizarro, ordenó colocar en la cruz 20 potentes focos para añadirle luminosidad, tal como dictaba el sueño del conquistador español

Fe y peregrinación

Desde ese día la cruz del cerro San Cristóbal luce completamente iluminada, tanto de día como de noche, obviamente siendo más notable durante la noche. Otras crónicas de antaño señalan que incluso mucho antes de la conquista, los antiguos indígenas subían a la cima del cerro para realizar ofrendas y sacrificios a sus dioses. Sin embargo, fueron los españoles quienes le dieron otro culto y sentido de religiosidad, los misioneros realizaban un recorrido hasta la cima rezando el vía crucis y replicando las estaciones que atravesó Jesús camino a la cruz.

En la actualidad, esta tradición dejada por los españoles aun es llevada a cabo por los religiosos del Convento de los Descalzos, quienes respetan la fecha tradicional de inicio, que es el primer domingo de mayo. Según la data histórica, se tiene como registro al párroco Francisco Aramburú, quien organizó la primera la primera peregrinación a la cruz del cerro San Cristóbal allá por el año de 1928.

cerro San Cristóbal

De igual modo, muchos fieles y peregrinos no pertenecientes a ninguna sociedad religiosa, realizan también la peregrinación hacia la cima del cerro San Cristóbal, como señal de sacrificio, penitencia y Vía Crucis, generalmente durante las fechas de semana santa, aunque también pueden ser realizadas en cualquier fecha del año.

Luego de un viaje por el tiempo y entendimiento del origen de la fe que rodea el cerro San Cristóbal. También es considerado una ruta turística para cientos de personas que acuden a su cima y son conquistados, esta vez no por los españoles, sino por la impresionante vista panorámica que brinda el lugar. Se dice que cuando el cielo está despejado se observa hasta las playas de Chorrillos y La Punta, y la isla San Lorenzo.

cerro San Cristóbal

La cruz iluminada imponente es fácilmente divisada de noche desde cualquier distrito del centro de Lima. No es muy complicado acceder al cerro San Cristóbal, desde la plaza de Armas de Lima, existen muchas empresas de turismo urbano o los populares “jaladores” que te llevarán a las unidades que realizan la ruta hacia la cumbre de San Cristóbal. Una vez allí, se te otorgará un tiempo para contemplar Lima y tomar las fotos respectivas que consideres a tu albedrío.

Sin embargo, debido a que la ruta a la cima suele ser muy angosta, asegúrate de elegir una unidad de transporte que cuente con todas las medidas de seguridad y lo más importante, un grupo de personas responsables por la vida y turismo nacional.

cerro San Cristóbal

El encanto de Lunahuaná

El encanto de Lunahuaná

Lunahuaná es conocida como la flamante capital turística de la provincia de Cañete, y tal vez uno de los principales destinos turísticos del Perú, por todos las bondades y atractivos que ofrece a sus visitantes. Lunahuaná es la tierra del canotaje extremo, los vino y camarones enormes. Asimismo, es una tierra que goza con sol todo el año. El canotaje extremo y la bravura del río Cañete, son elementos que convocan a los amantes de los deportes de aventura, que buscan enfrentar a las nada apacibles corrientes del río Cañete.

Por otro lado, si lo que quieres es alejarte de la capital Lima y disfrutar de las bondades de la naturaleza, liberándote de la rutina y el bullicio propio de Lima. Indudablemente, Lunahuaná es una gran alternativa, por el sosiego de sus campos, su gente amable, su seductora gastronomía y por la sencilla razón de romper con la rutina. Un destino imperdible al Sur de Lima, a sólo 3 horas de Lima.

Lunahuana

Plaza principal

Lunahuaná es un pequeño paraíso que te absorberá todas las energías negativas y te regresará rejuvenecido a tus actividades.

Como hemos mencionado, tanto por su ubicación como geografía, Lunahuaná es un destino que ostenta un envidiable microclima que le otorga la iluminación solar por todo el año. De igual forma, el caudal del rio Cañete está todo el año apto para la navegación y emprendimiento de los deportes de aventura como el canotaje.

Es importante señalar que no pretendemos promocionar con éxtasis a Lunahuaná, pues este destino ya es uno de los principales epicentros de turismo nacional e internacional. Es por ello, que durante la última semana del mes de febrero se desarrolla en sus alrededores El festival internacional de Deportes de Aventura.

Lunahuaná, sin lugar a refutaciones, es una tierra bendecida por los atractivos turísticos de la zona, su clima ideal y envidiable, el siempre habido canotaje, los circuitos de pisco y qué decir de su imperdible gastronomía; una fusión de camarones, pescados y mariscos que encandilan cualquier paladar.

Lunahuana

¿Qué podemos hacer en Lunahuaná?

Cuatrimotos

Como te mencionamos, Lunahuaná es la tierra de los deportes de aventura y arrancaremos con uno de ellos, las emocionantes rutas en cuatrimotos, donde sentirás como el aire te cachetea y es imposible despegar la mirada del frente, porque si lo haces tu vida correrá peligro. Claro, debemos elegir una agencia de deportes extremos adecuada y supervisar todas las medidas de seguridad, para que de esa manera lo único que pierdas, sea el susto.

Recalcamos que el paseo en cuatrimoto es sólo uno de los deportes de aventura que se llevan a cabo en Lunahuaná, pero no el más importante. Conseguir el servicio de ruta en cuatrimoto no es muy difíciles, varias agencias en el lugar alquilan estos móviles a un precio accesible que no tendrá comparación con la experiencia que vivirás

Lunahuana

Tirolesa

Canopy, tirolesa, zip-line o cable, ponle el nombre que gustes, pero de que volarás por los aires, lo harás. Este conjunto de poleas y cables sujeto a fuertes soportes que deben ser respaldados por un sistema de seguridad nos brinda la experiencia de sentir que despegamos de los suelos y por unos minutos nos sentimos frágiles y soberanos en los cielos.

Cuando surcas de extremo a extremo sujeto por una fuerte cuerda de acero, podrás ver pasar toda tu vida frente a tus ojos, porque, aunque las medidas de seguridad son altas, esos instantes de libertad y aventura nos da entrada a otra vida o nos regresa a la misma pero listo para morir en paz.

El servicio de canopy se ofrece a 70 soles en el valle San Jerónimo y las primeras preguntas que embargan al visitante gira en torno a la seguridad. ¿Ha habido accidentes? ¿Muertos o heridos? Los guías nos contaron que el sistema de canopy del lugar fue desarrollado por expertos traídos desde Costa Rica, paraíso de los deportes de aventuras, donde el canopy es uno de los artilugios más populares para disfrutar de la naturaleza desde ángulos poco convencionales. Con ese discurso y observación, podemos tranquilizarnos un poco.

Lunahuana

Canotaje

Como plato de fondo y deporte emblema de Lunahuaná está el canotaje extremo en las bravuras del rio Cañete. Los diferentes niveles del cauce del río Cañete lo convierten ideal para todas las personas con diferentes grados de experiencia. Si aún eres novato, hay sectores donde podrás realizar el canotaje sin dificultades, pero si eres experto y lo que buscas es mayor adrenalina y riesgo, los guías te llevarán a sectores de corrientes más altas y difíciles de domar.

Previamente, a emprender el canotaje sobre el rio Cañete se realiza una charla de seguridad y supervisión del estado de los botes, remos y cascos. Luego de los detalles y manual de reacciones frente a determinadas situaciones; en general, existen dos vitales advertencias: seguir al pie de la letra las indicaciones del guía, pues es a él a quien le confías tu vida y la segunda es no llevar ningún objeto que se malogre al contacto con el agua. Es de lo más normal y parte de la ruta en canotaje, terminar más empapado que al salir de la ducha y ello es lo que lo hace maravilloso.

Lunahuana

Gastronomía

Por otro lado, si lo que quieres es dejarte conquistar por la gastronomía del lugar, los platos en base a camarón y mariscos son la primera opción. Existen muchos restaurantes que se especializan en este crustáceo. Asimismo, si no gustas de nada que provenga del mar, también hay otras opciones como el cuy, el arroz con pato, etc. Así que, aunque tú te aburras, tu estomago siempre estará complacido de visitar las tierras de Lunahuaná.

A lo largo del valle hay varias propuestas para almorzar mientras te secas luego del canotaje,

Lunahuana

Viñedos de pisco

Sin alejarnos mucho de la gastronomía, pero cambiando sólo que ingerimos, están los grandes viñedos donde puedes catar piscos, estas bebidas son una gran opción para las ultimas horas de la tarde, antes del suceso de crepúsculo. De igual modo, en inmediaciones del poblado se brindan los apacibles paseos a caballo que te reconfortarán y envolverán de felicidad para volver a tus aposentos u hotel que selecciones.

Lunahuana

De igual modo, como ocurre en muchos de los valles de la costa peruana, Lunahuaná cuenta con una rica historia precolombina. Las huacas de Incahuasi, Cantagallo o Ramadilla son prueba de ello.

Lunahuaná, tierra de adrenalina, inmejorable clima e incomparable gastronomía, es un destino imperdible para todos los amantes de los deportes de aventura, paladar exigente y adeptos por la naturaleza.

 

Barranco Lima Perú

Barranco Lima Perú

Barranco Lima Perú

 

Barranco Lima Perú el distrito de Barranco está ubicado en la capital del Perú Lima y es conocido no solo por sus atractivos turísticos sino también por ser un distrito bohemio, donde muchos artistas y literatos hicieron de este distrito su lugar de residencia. En Barranco usted podrá pasear por sus malecones, calles, parques y plazuelas disfrutando de hermosos atardeceres y en verano disfrutar de bellas puestas de sol. El distrito de Barranco donde las noches son jóvenes, los fines de semana son ideales para los noctámbulos que gustan de la diversión, ya que en este distrito encontrará pubs, discotecas y peñas criollas. Barranco Lima Perú Barranco Lima Perú

Ubicación El distrito de Barranco se encuentra ubicado en la parte sur de la ciudad de Lima a unos 20 minutos de la Plaza de Armas de Lima (en carro tomando la ruta de la vía expresa.) . Barranco Lima Perú

 

Límites Norte : con el distrito de Miraflores Sur : con el distrito de Chorrillos Este : con el distrito de Surco Oeste : con el Océano Pacifico. Barranco Lima Perú

 

Clima La temperatura media anual es de 18º grados centígrados. La temperatura máxima en los meses de verano puede llegar a los 30º grados y en la época de invierno la temperatura es de 12º grados centígrados La costa es húmeda, entre junio y agosto alcanza una humedad relativa de 98%, sin lluvias. Este fenómeno se debe a la presencia de aguas frías en el océano, conocidas como la corriente de Humboldt, que origina una niebla costera y una leve garúa. Barranco Lima Perú

 

Altura Se encuentra a una altura de 58 metros sobre el nivel del mar. Superficie Tiene una superficie de 3 Km2 y un mar territorial. Barranco Lima Perú

La costa verde

La costa verde

Si eres limeño y no conoces la costa verde, es un pecado; si vives en provincia, sabes de ella y has hecho planes para visitarla.

Conozcamos la Costa Verde

El circuito de playas de la costa verde, mejor conocido como la costa verde a secas, como ya sabes se encuentra en la provincia de Lima. Este popular y muy concurrido circuito de playas, permite la conexión entre los balnearios más populares de la capital, que se extiende por los distritos de San Miguel y Chorrillos, que tienen salida al mar, el enorme océano pacifico que se observa al horizonte desde la orilla o atractivos turísticos cerca de la zona.

De igual modo, la construcción de la vía rápida de la costa verde, tuvo como finalidad aumentar el turismo de visitantes nacionales y extranjeras que querían llegar a los balnearios de Lima, antiguamente solo se podía llegar a ellos descendiendo por unas viejas escalera que aún perduran que comienzan desde Barranco, que son conocidas como “las bajadas de baños”.

Entre las playas más populares que se encuentran en el gran circuito de playas de la costa verde, encontramos a Agua Dulce y Chorrillos, que son los balnearios más concurridos y preferidos por las personas que acuden a la costa verde, con el fin de darse un chapuzón sin salir de Lima. Gozar del agua del mar, pasar una tarde en familia o salir con la pareja, sea cual sea tu motivo, la costa verde es una gran opción para relajarse. Eso sí, en fechas como año nuevo o temporada de verano, son literalmente abarrotadas por un mar humano y es difícil hallar una ubicación cómoda, pero igual la gente va a lucharla, como buenos peruanos.

 

Cosas que puedes hacer en la Costa Verde

Darte una vuelta por Larcomar

Larcomar es uno de los centros comerciales más conocidos de Lima, y como no serlo, si está ubicado frente al mar y cuenta con todos los atractivos para asegurarte una bonito paseo. Eso sí, estima los gastos, porque estamos hablando de uno de los centros comerciales más caritos de Lima, pero eso no es un impedimento para enrollarnos en sus pasillos y tiendas. ¿Y si te aburres? Pues solo sales y contemplas el vasto mar desde el malecón.

Un recorrido por el distrito de Barranco

Mejor conocido como el distrito que no duerme, este apelativo debido a que la vida nocturna y la bohemia son dos cosas que se mezclan en todos los locales y bares de Barranco, centro de diversas citas musicales y culturales, siempre hay algo bueno que ver o alguna espectáculo que disfrutar, además de interactuar con la gente bohemia, que siempre nos sacan una sonrisa y muestran otras ópticas de ver el mundo.

Visitar el Parque del amor

Si sales en pareja o alguna amiga a la cual pretendes, nada mejor dar una vuelta por el parque del amor, divisar el monumento del centro, donde observamos una estatua de dos amantes dando rienda a su amor y contagiando ese sentimiento entre los lugareños. Sin embargo, deberás lidiar con los ambulantes y vendedores que al igual que tú, también están enamorados, enamorados de tu bolsillo, y no pierden oportunidad de ofrecerte flores, productos, cartas, magia en vivo y diversos artilugios a las parejas que acuden al parque del amor.

El romántico puente de los suspiros

Donde los suspiros se hacen realidad y muchos amigos se convierten en algo más, en ruta a la costa verde, es inevitable pasar por el puente de los suspiros, el cual tiene una historia propia,  desde tiempos coloniales hasta la actualidad muchas parejas se citan en aquel lugar, donde charlan y amenizan la conversación con el aire fresco de mar que se percibe y las luces acogedoras de las construcciones acogedoras desde tiempos de antaño que la rodean.

Montar bici frente al mar

A lo largo del camino que recorremos frente a la costa verde, encontramos varios puntos de acceso a bicicletas, donde podemos alquilar diferentes tipos de este medio de transporte, solo haciendo un pago y dejando nuestro DNI en prenda, podremos dar un gratificante paseo en bici frente al mar, nada más relajante y precioso en una tarde de sol.

Hacer parapente

Si eres amante de la aventura y llevas la adrenalina en la sangre, en los acantilados de Miraflores puedes ubicar puntos de despegue en parapente, que son una experiencia única, puedes sobrevolar toda la costa verde y sentir los vientos y aroma del mar en el rostro. Obviamente, acompañado por un profesional durante todo el recorrido para evitar cualquier incidente, estos 15 minutos de adrenalina que dura el viaje en parapente, son invaluables e inolvidable, te lo aseguro.

Ver el crepúsculo

Luego de recorres diferentes puntos de la costa verde, haberte animado a desenvolverte en alguno de sus atractivos y respirar por horas el inigualable airecito de mar. Puedes situarte en donde tú quieras, sea los malecones, o a orillas de las playas o cualquier punto con vista al mar y admirar como tiene lugar el inefable suceso del crepúsculo. Si estás acompañado por una pareja, estos momentos pueden avivar el amor y llenarnos de romanticismo, en caso lo presencies solo, es una gran ocasión para llenarte de paz, reflexionar y contemplar el inmenso mar que tienes enfrente.

La costa verde te necesita

Además de los diferentes lugares turísticos y motivos para visitarla, y no arrepentirte de ello. También es importante que promovamos una cultura de cuidado ambiental en el litoral de la costa verde. Si acudes sólo o con compañía, por favor no ensucies ni dejes residuos en el lugar. Es sabido que la Municipalidad de Lima hace esfuerzos por controlar estos actos y promover en todos los visitantes una adecuada, pulcra e inolvidable visita. Pero también es deber de cada uno de nosotros en respetar dichas normas.

Tenemos la suerte de vivir en un país con salida al mar, al cual podemos llegar en apenas un corto tiempo, otras naciones no comparten tal privilegio, debemos cuidar el litoral peruano, disfrutar de los encantos de la costa verde, y dar el ejemplo a los miles de turistas que visitan el lugar todos los años.

También te puede interesar:

Ciudad de Lima

Plaza de Armas de Lima

Playas de Máncora