La leyenda del aguaje

La leyenda del aguaje

Sin duda, una de las frutas más desconocidas por la población peruana y en general por el mundo entero es el maravilloso Aguaje, y por tanto, sus propiedades, sus beneficios y su gran contenido vitalicio ha sido ignorado durante décadas. Para quienes han escuchado alguna vez sobre este alimento o quienes la conocen vagamente, apenas mencionamos “aguaje”, la primera impresión y la primera idea que se nos aproxima a la cabeza es amazonia, calidez y mucha feminidad, y sin duda estamos en camino a lo correcto.

Si, el aguaje es una fruta que permanece viva en las zonas amazónicas, porcentualmente en ventaja con Brasil, el Perú. Durante décadas se han hilado historias y mitos sobre este alimento, sin embargo, hoy conoceremos cuantas de ellas son verdad, cuantas no lo son y que hace tan especial al aguaje para encontrarse actualmente en la mira de grandes empresarios locales, nacionales y hasta internacionales, que gestan proyectos para lanzar a la fama propiedades que miles de personas buscan en productos de belleza, tiendas naturistas, etc.

El aguaje es típico de lugares denominados aguajales. los habitantes que pertenecen a la amazonia peruana dividen el ecosistema de esta fruta en dos, depende a la pureza de contenido. Si es mixta y tiene cruce con ungurahui entonces denominan al lugar de crecimiento “sacha aguajal”, si, por el contrario, la plantación ha sido lo suficientemente pura y no contiene rastros de alguna otra especie se le denomina “aguajal”, el más conocido.

Si bien, las frutas no se extinguen, si dependen mucho del nivel de producción y visión de negocio que alcance la capacidad de los interesados. El lento avance en los últimos años con respecto a la fruticultura en la amazonia ha impedido aprovechar las oportunidades de exportación que, para el día de hoy, ya no son negociaciones duales, es decir, ya no incluyen beneficio de empresa población, sino de empresa a empresa, pues de otro modo el bum del aguaje seguiría siendo solo un sueño amazónico y no una realidad gestada.

Las herramientas para la imparable producción de esta fruta no se hicieron esperar al conocer las autoridades el tamaño de expectativa que se tiene sobre este negocio y es por ello que el Instituto de Investigación de la Amazonia Peruana ha puesto a disposición de los pobladores de la zona selva de Perú y aún más enfocándose en la capacitación de los agricultores un material bastante didáctico y educativo: Manual de producción de maurithia flexuosa (así nombrado científicamente el aguaje). De este modo se espera que en los años siguientes la explotación del producto sea numéricamente mayor, dejando por el momento solo la parte de industria a la vista empresarial sobre todo internacional.

EL INMENSO ÁRBOL DEL AGUAJE

El aguaje

El aguaje es una palmera dioica que puede llegar a medir más de 40 metros de altura y el diámetro de su tronco en algunos casos puede llegar a los 60 centímetros. Esta especie es dioica o también polígamo dioica, es decir, que tiene las flores unisexuales en tallos y troncos separados y las estructuras masculinas, femeninas, y hermafroditas se manifiestan todas en la misma planta.

El hábitat natural del aguaje lo componen pantanos y zonas con más drenaje en la Amazonia donde predominan los suelos permanente u ocasionalmente inundados. También se encuentra en terrazas bajas que no pueden ser inundadas por los ríos o también en partes altas con suelos.

LA PRODUCCIÓN ES DESARROLLO

El aguaje

Para la producción de este fruto primero se debe considerar la calidad y algunas otras características de su planta. Por ejemplo, se considera definir cuál es la planta madre y que condiciones cumple la misma, su color de fruto, el tamaño promedio de su fruto, cuantos racimos contiene por planta, así mismo cuantos frutos contiene por racimo y la precocidad de la planta. Otros puntos que se consideran son las enfermedades que pudieran adquirir y si se encuentra libre de plagas. El avance de la producción también depende de las condiciones de un fruto para proveer de una buena semilla. Estos frutos deben estar libres de daños físicos, ya sean internos o externos y aun de composición, y al igual que las plantas, este fruto debe estar libre de plagas y enfermedades. Los proyectos de desarrollo deben ser considerados con anticipación y planificados al detalle, sobre todo en el proceso de selección de semillas y cultivación de las mismas, puesto que no pueden estar mucho tiempo guardadas o almacenadas, ya que pierden viabilidad y vigor, e incluso la planta próxima podría traer consigo algunos problemas de nutrientes. El fruto pende de la palmera después de los 7 u n8 años de haber germinado, cuando la planta alcanza ya los 6 o 7 metros de altura.

Toda la capacitación adquirida, si bien no ha llevado al fruto a su punto de auge máximo, sirvió para la notoria diferencia técnica, pues en la actualidad se usan camas almacigueras, las cuales contienen miles de semillas y sembrado en bolsas de plástico. Este método propuesto en el manual ya mencionado ayudo a aprovechar espacios y para distribuir cuidados diferentes y así separar las calidades. El manejo de viveros no fue una innovadora propuesta, sin embargo, despertó el interés de los agricultores y notaron beneficios al obtener los primeros resultados.

EL CUERPO AMAZÓNICO DESEADO

¿Mito o verdad? Este ha sido por mucho tiempo la pregunta de muchas mujeres al adquirir este alimento, pues el aguaje, científicamente comprobado, es rico en proporcionar hormonas femeninas y en efecto, atributos envidiables en la población femenina. Sin embargo, no es la única propiedad loable y mencionaremos a continuación algunas más:

  • Es rica en aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo
  • Contiene aceites naturales vegetales con propiedades en beneficio sobre todo de la piel.
  • Es rico en antioxidantes; estos ayudan a rejuvenecer y regenerar las células de forma efectiva, evitando el deterioro prematuro
  • Es rico en fitoestrógenos, las hormonas vegetales.
  • Es un potente depurativo y ayuda a mantener la sangre e intestinos libres de toxinas, gases y residuos grasosos innecesarios.
  • Contenido rico en vitaminas y minerales
  • Posee muy buenos niveles de ácidos oleicos, muy importantes en el mudo de la belleza y sobre todo de la salud.

La amazonia peruana puede llenarnos de alegría, brindarnos hermosos paisajes y hacernos vivir experiencias extremas, sin embargo, si no te atreves a probar el aguaje no puedes decir que visitaste la selva peruana.

Autor(a): Wendy Perez

También te puede interesar:

Ciudad de Iquitos Perú

Fiesta de San Juan

Turismo en la selva

El arroz con pollo: plato bandera del Perú

El arroz con pollo: plato bandera del Perú

Origen e historia del “Arroz con pollo”, fusión sabor a Perú 

Teniendo como inspiracion y rindiendo honor a la Costa Verde, con la sazón tradicional de la cocina peruana y con un toque criollo a mas no poder, producto de la influencia española y combinada con las diferentes especias peruanas nace el “Arroz con pollo”.

Se dice que cuando la influencia española llega a las costas peruanas no sólo impuso una nueva religión o gobierno, trajo con sí cambios en la alimentación e ingredientes, sin embargo no pudo desaparecer la tradición peruana por lo cual terminó fusionándose.

Por esta razón se considera comida criolla a todo plato de origen limeño por la inevitable influencia española e indígena.

“Arroz con pollo” foto 1

Orígenes del “Arroz con pollo”

Uno de los platos tradicionales de la cultura española es el Arroz Amarillo y para los indios, mestizos y criollos cocinar un arroz de color amarillento, se les hacía demasiado dificil, sobre todo sacar el mismo color. es por eso que en aquella época tomaron al culantro como su mejor aliado ya que le dejaba un color, no amarillo pero sí un espectacular tono verde.

Cuenta la historia que antes la población estaba acostumbrada a a comer su “Arroz con Pato” con la ayuda del culantro, un toque de ajos, cebollas en el aderezo y en la ensalada; arroz graneado y un pedazo de pato sancochado, el almuerzo familiar estaba listo.

Pero hubo una época en la que conseguir pato se hizo complicado y caro. Ante esta esta situación se optó por algo más económico como el pollo, se cambió la chicha de jora por un vaso de cerveza, así nace una tradición criolla que fue evolucionando al ritmo de festejo en la zona sur, con marinera en el norte y con los respectivos vals limeños.

“Arroz con pollo” foto 2

Actualmente el “Arroz con pollo” es uno de los platos tradicionales y representativos al hablar de Perú. Infaltable en toda mesa desde la familia más pobre hasta para la población “sofisticada”.

Las ferias gastronómicas muestran por obligación al menos en un espacio el “Arroz con pollo”.

Si tenemos la presencia de extranjeros son los primeros en preguntar por el “Arroz con pollo” ya que han oído maravillas sobre este platillo que estaría incompleto sin su inseparable compañero la “Papa a la huancaína”, ese toque cocinado con ají amarillo, pan o galleta y leche. Una crema que más peruana no podría ser.

“Arroz con pollo” foto 3

Precursores de la cocina criolla

Gastón Acurio, uno de los principales impulsadores de la cocina peruana en el mundo comenta la increíble fusión que tuvo que existir en el país para hacer de los platos peruanos un rotundo éxito en el extranjero.

Teresa Izquierdo quien fue considerada una mujer con “manos milagrosas” por la increíble sazón no sólo cocinaba el “Arroz con pollo” verde tradicional sino que intentaba renovar y los hacía en color rojo o amarillo.

Una presentación inmortalizada para el “Arroz con pollo” en ollas de barro crea las expectativas y los recuerdos de un almuerzo exquisito y hogareño.

El concepto del “Arroz con pollo” es relacionado con familia, tardes soleadas acompañadas de un encebollado de ensalada y unas cervezas heladas, refresco o gaseosa para los niños. Si eran días nublados el “Arroz con pollo” se acompañaba con un refresco caliente contando historias del día.

Es sabido que cada peruano tiene en la memoria alguna experiencia relacionada con aquel mítico nombre: “Arroz con pollo”. Sólo hagan la prueba.

Hoy este plato puede ser modificado y aun así mantener su sabor. Los comen con pollo broaster o pollo dorado incluso con espinacas de ensalada.

“Arroz con pollo” foto 4

¿Cómo es el tradicional  “Arroz con pollo”?

Los ingredientes necesarios son entre el culantro, ajos molido, cebolla, pimiento, las piezas de pollo que necesitas al igual que la cantidad de arroz que requieras, media taza de aceite, ají amarillo licuado, arvejas, zanahorias, papa, galleta, leche, sal, pimentón, palillos y claro, agua.

No te compliques tanto y si quieres un “Arroz con pollo” criollo y netamente peruano, sigue las instrucciones.

Licúas el culantro y comienzas con tu aderezo, debes de colocar la cebolla picada, el ajo molido, el palillo y un poco de sal y aceite. Seguidamente cuando ya sientas que el aderezo está lo sufrientemente cocido hechas tus presas de pollo al igual que las arvejas y zanahoria (cortado en cuadrados), esperas unos 10 minutos y pasas a retirar tus presas por un momento para echar el arroz. Cuando puedas juntar tanto la presa con el arroz le hechas el pimiento y dejas que se cosa a fuego lento.

Ya cosido tendrás listo tu “Arroz con pollo” pero si quieres agregarle un toque tradicional con el que sin duda quedará consolidado tu almuerzo es preparándole su papa a la huancaína.

“Arroz con pollo” cocinándose

Para esto solo requieres de la papa sea blanca o amarilla. Necesitas ají amarillo entero al menos dos o tres que tendrás que abrir y sacarle las pepas (para que pique menos) las colocas dentro de la licuadora, le hechas agua (hervida), prosigues echándole galleta de soda molida para que finalmente le agregues leche sola. Juntado esto puedes licuarlos y ver el tono amarillo y delicioso que obtendrás. Partes la papa en dos y puedes echar la crema huancaína.

“Arroz con pollo” papa a la huacaina

Este platillo degustado en la costa peruana, también ha logra extenderse alrededor del país. El “Arroz con pollo” ya no es sólo un almuerzo limeño, se ha convertido en un almuerzo peruano que tiene más de un acompañante tradicional desde bebidas hasta ensaladas y canciones.

El “Arroz con pollo” alrededor del Perú.

En la selva se registra un plato muy similar al “Arroz con pollo” pero este prefiere ser llamado “Juane” el sabor es muy parecido aunque con más palillo y sin arvejas ni zanahoria y este va envuelto en hojas de plátano, el toque selvático que resalta su identidad.

Para nosotros es un poco complicado el hecho de ponerse a dieta, es casi imposible con tales platillos que más allá de estar bien sazonados crean la diferencia y hacen trascendental aquella marca Perú que enorgullece a las tres regiones.

Hay una infinidad de recetas que podrás encontrar para cocinar el “Arroz con pollo” así que no te limites, puedes innovar, variar o seguir funcionando. Algunos incluso optan por echar cerveza en la preparación de su “Arroz con pollo” y  eso no está mal. Permite conocer diferentes estrategias que se hacen herencia en los hogares peruanos y cada uno defenderá la suya. Con esto las ferias gastronómicas tienen mayores espacios, los almuerzos peruanos no mueren, más bien se mantienen o se transforman.

Así que si te animas dar un recorrido completo al Perú seas peruano o no, nunca olvides recomendar siempre ese arroz verde con sabor a patria que en una cucharada puede relatarte la historia de una conquista con inclinaciones a invasión que terminó lejos de desaparecer, transformándose en un nueva sociedad rica en cultura de esas que no encuentras en cualquier país, una sociedad mil y un costumbres unidas por el sabor del “Arroz con pollo”.

“Arroz con pollo” la costa verde

También te puede interesar:

Tacacho con cecina

El juane

El juane

El Juane

Ingredientes para El Juane

  • 8 presas de gallina o pollo/ El Juane
  • 8 aceitunas
  • 8 huevos
  • 1 kilo y medio de arroz
  • 4 tazas de agua
  • 1 cucharada de ajo molido
  • 1/4 de cucharita de orégano
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cebollas
  • 1/2 taza de manteca de cerdo
  • 16 hojas de bijao (dos por porción)
  • Sal, pimienta y comino al gusto
  • 1 cucharada de palillo o azafrán
  • 1 cubito de caldo de gallina

Instrucciones: El Juane

  1. En un olla para el arroz pon un poco de aceite y ajo molido, vierte el agua y déjala allí hasta que esté por hervir, agrega el arroz y déjalo cocinar.
  2. Teniendo tu arroz listo colócalo sobre una fuente y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Esta fuente será el lugar en donde se hará la combinación.
  3. Sancocha los 8 huevos aparte, echa agua en una olla pequeña y sumérgelos con un poco de sal. Teniendo los huevos listos reservarlos a un costado.
  4. En una sartén derrite la manteca de chancho y añade el ajo. Dora la cebolla y agrega el palillo, el cubito de caldo de gallina, orégano, laurel y sal.
  5. Teniendo el aderezo en la sartén. Agrega las presas de pollo y fríelas hasta que estén selladas. Vierte agua para que las presas hiervan durante media hora a fuego medio.
  6. Retira las presas y mezcla el arroz con el aderezo.
  7. Divide la masa en ocho porciones y agrega a cada una, una presa de pollo o gallina, una aceituna y un huevo.
  8. Estira dos hojas de bijao sobre la mesa y pon dentro una ración.
  9. Dale una forma redonda al arroz y colócalo en el medio,
  10. Une las hojas de bijao de cada lado hacía al centro y amárralo con un pabilo o cuerda
  11. Coloca los Juanes en una olla con agua hirviendo y déjalos allí por aproximadamente 50 minutos más o menos.
  12. Cuando estos ya estén hervidos sácalos y déjalos enfriar a temperatura ambiente.