Seleccionar página

Ubicado en la zona sur del Perú, en el distrito de Pitumarca, provincia de Canchis, en la región del Cusco. Esta montaña particularmente conocida por sus diversos colores ha sido considerada por estudiosos, algunos historiadores y en libros importantes como la montaña más importante dentro de la cosmovisión andina.

También es conocida como la montaña Vinicunca, y se ha convertido en muy poco tiempo en una de las atracciones más importantes del país. La reconocida cadena de investigación geográfica, Nathional Geographic, la conto en su larga lista de “100 lugares que debes conocer antes de morir” y esta difusión fue la que más repercusión alcanzo para despertar el interés de aventureros y visitantes locales y extranjeros.

Montañas de colores en Cusco

Esta montaña cuenta con más de 6384 metros de altura, siendo por tal motivo considerada la quinta montaña más alta del Perú. Sin embargo, no es solo la altura la que la convierte en una parada majestuosa de la ciudad de Cusco, sino los colores, que al parecer fueron una simple casualidad de la naturaleza, quizá un regalo a los pobladores cuzqueños, o solo el idioma sin palabras de la tierra para mostrarnos que las montañas también tienen vida y pueden sorprender a cualquier persona con una de las visitas más asombrosas de sus vidas.

En esta visita a las montañas de colores también se disfruta de mucha adrenalina, diversión y asombrosos paisajes naturales. En los últimos años se implementaron los famosos saltos al aire, que brindan 2100 km de emoción en el vacío. También es lugar cuenta con actividades como el ciclismo y los cuatrimotos, deportes relaitavemnet menos riesgosos o de menos adrenalina, pero con las más impactantes zonas de recorrido, pues también se disfruta de este modo los paisajes aledaños. El recorrido por este lugar se convierte en inolvidables, pues en todo momento nos acompañan especies animales tan increíbles como maravillosos.

Montañas de colores en Cusco

RECORRIDO

Lo más recomendable para llegar a conocer cómodamente y con seguridad esta maravilla es llegar a la ciudad de Cusco dos días antes para poder aclimatarse a la zona, pues se ascenderá a casi 5200 msnm. Aquellos que visitan estas montañas deber prever el tiempo que sea necesario y las provisiones que tomaran para el sustento de toda la trayectoria, pues se camina por algunas horas. Iniciando a un aproximado de las 4:30 de la mañana nos dirigimos hacia la ciudad de Hanchipacha, tomando ya hasta allí 3 horas. Normalmente se aprovecha esta parada para los desayunos y luego continúan 15 minutos de trayectoria hacia Kayrahiri en donde se inicia la caminata para llegar a nuestro objetivo y destino, las montañas de colores. La entrada es de 5 soles para nacionales y 10 soles para extranjeros, ya que la política del turismo en esta zona y en general de toda la ciudad de Cusco es promover el amor a nuestra tierra, nuestras costumbres, nuestra cultura y por tanto el turismo de peruanos dentro de su propio territorio. Esta caminata se torna bastante dinámica, pues si bien, dos horas a pie suena agotador, en realidad no lo es, pues a lo largo del camino se disfruta de la vista de animales característicos del país como la alpaca o la llama y también las aves naturales de la zona andina como de los nevados.

Montañas de colores en Cusco

La solución para aquellos que no cuentan con las condiciones físicas suficientes para una caminata de esta magnitud o simplemente para quienes deseen ahorrarse la fatiga de caminar se les proporciona la opción de alquiler de caballos y así el choque de altitud no será demasiado notoria ni afectante. El promedio de llegada a la cima de la montaña es de 12:30 am. Y es donde cada turista puede aprovechar para tomar fotos o interactuar con guías que van relatando las características y detalles de este hermoso lugar. Es el promedio de una hora el que se permite permanecer en la cima y luego los grupos turísticos y personas individuales son rápidamente registrados, ordenados y se procede a descender una vez más por 2 largas horas hacia el mismo punto de donde partimos, Kayrahiri.

El antiguo Cusco por línea andina y cultural tiene muchas costumbres y tradiciones infaltables en la experiencia de los turistas, quienes participan de algunos rituales como el de San Pedro y ceremonias para la Pachamama. Anteriormente este recorrido solo lo podían realizar los nobles del imperio incaico, en la actualidad atrae a decenas de turistas.

Montañas de colores en Cusco

Siendo Cusco una de las ciudades más visitadas y considerada la más turística entre todas las regiones del país, el sector turismo ha sido prioridad de todos los pobladores de la zona y también de las autoridades. Es por ello que la mayoría de agencias de trayectoria son altamente vigiladas y controladas por filtros de área, exigiendo regímenes de seguridad para aquellos que desean una buena estadía y un excelente recorrido. Estas agencias cuentan con tanques de oxígeno, utensilios y elementos de primeros auxilios. También cuentan con un programa especial de seguro durante la caminata que garantiza la atención de salud inmediata en cualquier caso imprevisto o de accidentes, aun dentro del tiempo en el que los deportes de aventura se desarrollan.

Montañas de colores en Cusco

Sin duda la zona más visitada y frecuentada por peruanos y extranjeros amantes del país andino ha sido por décadas, y sigue siendo la imponente ciudad de Macchu Picchu, seguida de Huaynapicchu. Durante la última década, artistas de talla nacional e internacional, contando incluso con la presencia de figuras reconocidas del cine y mundo de Hollywood cumplieron es sueño de conocer una de las más grandes ciudadelas del mundo entero. Sin embargo, para que estas montañas alcancen el reconocimiento de talla nacional los esfuerzos han sido duros y largos. Campañas publicitarias y constantes invitaciones se han trabajado, y finalmente no alcanzando los resultados esperados en un abrir y cerrar de ojos atrajo las miradas de los países aledaños, siguiendo esta cadena demás países en el que el turismo es un arte y un estilo de vida.

Montañas de colores en Cusco

Una montaña de diversos colores, aun con el pasar de los años, no se encuentra todos los días, ni se visita en todas partes del mundo. El Perú ofrece infinidad de parajes y paisajes inigualables. Playas únicas, ciudadelas arquitectónicas perfectas, historia que sorprende y comida que cautiva. Las montañas coloridas con la ayuda de medios que quedaron maravillados y turistas de distintas partes del mundo se convertirá en un parque turístico cada vez más famoso, reconocido y visitado.

También te puede interesar:

Las ruinas sagradas de Ollantaytambo.

El encanto natural de Moray.