La ciudadela sagrada de Caral

DESCUBRA LA CIUDADELA DE CARAL

Con más de 5000 años de antigüedad, la civilización de Caral es una de las más longevas del mundo, además de ser abundante históricamente por su bagaje y riqueza cultural. La ciudad sagrada de Caral se ubica en la parte inicial del valle medio del río Supe, en la provincia de Barranca, al norte de Lima, en Perú. En términos comprensibles parea los amantes de la ruta, a la altura del kilómetro 184 de la carretera Panamericana Norte.

Esta ciudadela fue construida en un territorio de imponente ubicación geográfica, teniendo como sustento una economía basada en la actividad pesquera y agrícola, y una diversa relación con otras culturas, pues integró a otras civilizaciones de costa, sierra y selva andina, ubicándose en el área Norcentral del Perú.Según las investigaciones y excavaciones que dieron lugar a varias interpretaciones.

La civilización de Caral se originó en el continente americano a la par y de manera simultánea con otras civilizaciones del viejo mundo cómo lo son: Mesopotamia, Egipto, India y China. Esto revela que el continente americano también fue lugar de los primeros pasos de la humanidad.  Sin embargo, lo que resalta de la civilización de Caral, es que a diferencia de otras civilizaciones que se caracterizaron por el intercambio de bienes, conocimientos y experiencias. En la ciudadela sagrada de Caral se logró un rápido desarrollo sin tener relación con otras civilizaciones. Debido a que los habitantes de la ciudadela sagrada de Caral se adelantaron en invenciones y recursos en comparación con otras civilizaciones que habitaron Mesoamérica.

La Ciudadela  Sagrada de Caral es el recinto urbano donde se aprecia un elaborado ordenamiento espacial y mayor complejidad arquitectónica, características que la posicionan como la civilizaciones urbana más destacada de todas las civilizaciones antiguas identificadas en Perú, que pertenecieron al periodo Arcaico Tardío, es decir entre 3000 a 1800 años antes de Cristo.

Según la cronología que se conoce de la ciudadela sagrada de Caral, a lo largo de la historia diversos sucesos tuvieron lugar en esta relevante ciudadela del mundo antiguo.Cronología• En 1905. Max Uhle anuncia los primeros descubrimientos arqueológicos de Supe.

• En 1941. Willey y Corbett llevan a cabo las primeras excavaciones en la zona, descubriendo los primeros vestigios de la ciudadela de Caral.

• En1970. Willey y Mosley se percatan que las lomas, en un principio identificado, como formaciones de origen natural, son en realidad pirámides alteradas por el paso del tiempo. Por ese mismo año, durante una excavación se concluye que el área de la ciudadela sagrada de Caral fue un asentamiento pre-cerámico por alguna cultura antigua.

• En 1994. El reconocimiento arqueológico se lleva a cabo con el apoyo del Instituto Nacional de Cultura y la National Geographic Society, dirigido por la Dra. Ruth Shady. La investigación identifica 18 asentamientos, pero el trabajo continúa sin saber exactamente qué periodo al que pertenecen.

• 1996. Un programa de excavaciones en Caral se pone en marcha, una vez más con el apoyo de la National Geographic Society. El proyecto opta por Caral, ya que es uno de los asentamientos más grandes y mejor conservados de la zona. Por primera vez, los investigadores confirmar las fechas Caral remonta a la época pre-cerámica.

• 1997. Los trabajos de excavación continúa, esta vez con el apoyo de la Universidad San Marcos.• 2000. Carbono 14 confirma la edad de Caral.

• 2001. World Monuments Fund incluye Caral en la lista mundial de los 100 monumentos en peligro de desaparecer.• 2009. Declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad – UNESCO

Fuente: PromPerú y el Instituto Nacional de Cultura

Sin duda, a la ciudadela sagrada de Caral le soban motivos para ser considerada una de las maravillas del mundo antiguo, en el año 2009, la ciudadela sagrada de Caral fue declarada patrimonio de la humanidad por el Comité del patrimonio mundial de la UNESCO. Se reconoció a la ciudadela sagrada de Caral por su antigüedad, su contribución al desarrollo mundial en su época, la complejidad arquitectónica de sus edificios piramidales, sus plazas, su construcción, la extensión urbana y toda la riqueza cultural y arquitectónica que dejo para las próximas generaciones. De este modo, la ciudadela de Caral fue integrada a la lista de patrimonios de la humanidad con la que cuenta el Perú.

Luego de muchas excavaciones y comunión entre las interpretaciones arqueológicas. Se sostiene que la ciudadela sagrada de Caral estuvo en constante transformación. Se estima que su proceso de modificación tuvo lugar por lo menos 1000 años y en su apogeo albergó a no menos de 3000 habitantes.De igual modo, no se halla registros de guerras, ni armas, ni cuerpos mutilados o experimentados como si se vincula con otras civilizaciones. Los hallazgos indican que la civilización de Caral era una sociedad amable, pacifica, basadas en el comercio y el placer. En una de las varias pirámides se descubrieron 32 flautas hechas a base de huesos de cóndor y pelícano, además de 37 cornetas de huesos de venados y llamas, todo un logro para una civilizaciones de aquella época. Asimismo, se halló evidencia del uso de drogas naturales y probablemente, afrodisíacas. En una de las tantas excavaciones se encontró los restos de un bebé envuelto y enterrado con un collar de cuentas de piedra.

La ciudadela de Caral, epicentro de la civilización andina. Las teorías sobre la ciudadela sagrada de Caral aseguran que fue sede de una civilización formada por varios linajes y era dirigida por los líderes de esos linajes (los curacas). Los Curacas de dichos linajes debatían y organizaban la vida de los habitantes de las diversas ciudades y poblaciones contemporáneas de Mesoamérica, tales como Caral, Aspero, Alpacoto, Mirya, Kotosh, la Galgada, entre otros. Todas estas poblaciones compartían las mismas costumbres y estilo de vida y formaron una muy bien estructurada red de intercambio y reciprocidad en el mundo antiguo.

Todas las teorías señalan a la ciudadela sagrada de Caral como la sede principal y cabeza de esta red tan fructífera durante esa época. Además, se sabe que como la mayoría de las civilizaciones del mundo antiguo lo que los mantenía unidos y en desarrollo, era la religión, la creencia en lo divino y el temor a ser castigados. Precisamente la religión fue el concepto que mantuvo su cohesión y coerción, permitiendo el control de la población, la producción de bienes y la comercialización.

Esta teoría se respalda en los grandes monumentos de carácter religioso, que son las pirámides con sus plazas y altares donde se rendía culto a lo divino. Las periódicas reuniones y congresos entre los curacas para tratar la renovación de tales pirámides servían para reafirmar el poder y fortalecer la identidad cultural y ente religioso en la población de la ciudadela sagrada de Caral.

Actualmente, debido a los fuertes huaycos y efectos del fenómeno del Niño en la costa peruana. La ciudadela sagrada de Caral cerró sus puertas al público a principios de año por medidas se seguridad, lo cual permita la reparación de las zonas aledañas que se vieron afectadas. Sin embargo, ya puede ser presenciada por todo visitante nacional o extranjero, todo lo anterior expuesto, representa uno de los vestigios más importantes de la civilización andina presente en la ciudadela sagrada de Caral, donde se encuentran las reliquias más antiguas y valiosas del continente americano. Anímate a tener una cita con el mundo antiguo y la riqueza cultural andina, si eres peruano y aún no has ido, ¿Qué esperas?