La colonial casa del Moral en Arequipa

Arequipa, es una gran ciudad, acogedora y caracterizada por la magnificencia de sus templos, conventos, casonas y palacios antiguos, de blanco sillar, labrado con filigrana, sus activas instituciones culturales artísticas, etc. En todo el país, el arequipeño siempre ha destacado por su formación. Esta hermosa ciudad goza de un clima seco y límpido, pues son más de 300 días al año que mantienen una temperatura no mayor a 25 grados, ni menor a los 10°C.

casa del Moral en Arequipa

En la época colonial fueron construidas casas con una imponente arquitectura, algunas destacadas por su ornamentación en las fachadas y por su trazo, grandes patios con hermosos jardines, techos abovedados y pequeños tragaluces. Estas construcciones permiten tanto a habitantes del país como a extranjeros estudiantes de arquitectura y turistas a conocer el estilo mestizo utilizado en la época colonial.

La casa del Moral es una construcción datada en el siglo XVIII, siendo su primer dueño registrado Don Manuel Santos de San Pedro. En 1958 fue declarada como monumento histórico de la ciudad y se armaron proyectos para abrir sus puertas hacia el mundo.  Actualmente la casa está ambientada a modo de museo, desde que su dueño, el señor Arthur Williams la remodelo, pues bien, pese al paso de los años no deja de ser una de las construcciones más antiguas e importantes, y por tanto está incluida en las rutas de visita, en los distintos despliegues de turismo y en los grandes estudios exploratorios.

Un viejísimo árbol de mora, solemnemente plantado al medio de su patio, le da el nombre a esta construcción colonial, ubicada entre las calles Moral y Bolívar.

[Visita También: Ciudad de Arequipa Perú]

HABLANDO DE ARQUITECTURA

casa del Moral

Las características de su construcción son bastante interesantes, pues su frontis muestra talladuras de sillar, representando cabezas de puma, y de sus bocas sales serpientes, mostrando de este modo cierta influencia de la cerámica y tejido nazca. Estas importantes talladuras en la actualidad se han convertido en una de las portadas más emblemáticas de la ciudad. Los sillares de las bóvedas de las grandes habitaciones del mismo modo contienen talladuras, mostrando en las partes de las puertas y las ventanas un aspecto más artístico. En la puerta principal se observan algunas incrustaciones de bronce ornan, en el interior la decoración intenta explicar el modo de vida de los españoles en esta ciudad.

Recorrido del Monumento Colonial

Con la sola vista desde fuera, podemos darnos cuenta la magnitud de construcción de esta casa. Al ingresar lo primero que observamos es el árbol de moral, atado con cadenas para no permitir el desvío de su antiguo tronco. Los pisos de este patio están empedrados, y el color ocre le da un aspecto bastante acogedor, invitando a cualquier persona amante de la historia y de la cultura a disfrutar por un breve momento de su hogar colonial. Está rodeado de sus principales habitaciones con ventanas y puertas de acceso.

Arequipa

En la parte interior del monumento podremos disfrutar de las maravillosas muestras de la época colonial, algunos cuadros con pintura del gusto caracterizado de aquellos dueños, con momias y distintos rostros deformes que en los siglos pasados fueron un comprimido de arte y buen estilo. Al avanzar disfrutamos de varios instrumentos de cocina, ahora utilizados como decoración, sin embargo de demuestra la calidad de vida antigua, pues en esta casa no vivían solo españoles, sino autoridades importantes de la época, algunos colaboradores y una pequeña cantidad de esclavos a la servidumbre de los conquistadores.

Instalaciones e iluminación de la Casa del Moral

Si hablamos de las instalaciones, estas eran lujosas y nos llevan a retroceder en el tiempo para darnos cuenta que la ciudad de Arequipa no ha perdido la influencia elegante que les trajo este episodio del siglo XVIII, pues la vida cotidiana y sus propias construcciones en toda la ciudad han ido adoptando las mismas características del interior de este sitio. Las grandes sillas hechas algunas de madera refinada y otras de cuero traído directamente desde España, los cojines hechos de terciopelo, las mesas colocadas a modo familiar, con pequeños detalles rústicos nos dan la idea de mucha gente junta en este lugar.

Con respecto a la iluminación. Si bien, hay un poco de modernidad en lamparas, candelabros y arañas de techo, hechas a base de bronce, cierta cantidad de oro y plata desde la tan nombrada remodelación, el estilo y esencia colonial no se ha perdido. Aún están sus características de realeza, algunos utensilios y cuerpos extraños llenando las habitaciones como cuerpos de ángeles, santos y formas asombrosas sin registro de que sean con exactitud. Uno de los objetos más anhelados en observar y registrar en foto y video es el carro en el patio trasero, heredado de generación en generación por los descendientes de la familia Williams para adaptar, para incorporar y para sentir lo que fue una casa en el siglo XVIII.

casa del Moral en Arequipa

La historia financiera de nuestro país está registrada en la sala numismática del banco de crédito del Perú, en la que se encuentra la más importante colección de papel y moneda. En este lugar se registra el nacimiento de los más importantes bancos, y hasta el nacimiento de otras ciudades como Piura y Trujillo.

Lo que debemos saber sobre La casa del moral en Arequipa

Con el paso de los años, La Casa del Moral ha ganado importancia en los países aledaños al Perú, y es por ellos que desde que se declaró el patrimonio y legitimidad de esta construcción colonial, se ha convertido en un punto importante para ciertas evaluaciones universitarias y estudios en cuanto trate la historia y el modo comparativo de estilo a diferencia de otras culturas, otros siglos, otras épocas.

El asombro de ver una casa del siglo XVIII, casi como fue en su tiempo es impresionante. Mucha de las cosas que se encuentran en esta casa fueron traídos desde Europa, distinta variedad de objetos que a lo largo del tiempo se han ido heredando y de este modo se logra una estupenda colección.

La Casa del Moral es para Arequipa y muchas otras ciudades una clara evidencia del significado y compromiso de restauración y conservación, tan necesarios para la continuidad de estos bienes, particularmente en lugares como Arequipa, sometida a impredecibles movimientos y embates telúricos. Con el pasar de los años, se confirmó el buen estado y el mantenimiento que brindan algunas instituciones y organizaciones culturales, incluso con aporte de una asociación bancaria, quienes proporcionan la inversión necesaria.

calles de la casa del Moral en Arequipa

Arequipa demostró siempre ser cultura, ser arte, ser talento, ser preparación, y año tras año las autoridades en incentivo de su propia gente fueron implementando puntos de concentración turística, sin embargo, La Casa del Moral por mucho tiempo no fue considerada uno de ellos. Ahora es el momento de magnificar tan grande y hermosa construcción registrada en libros, en tomos de cultura, en documentales, notas de medios, y ahora en nuestra memoria, nuestra experiencia y en nuestros corazones.

[También te podría interesar: Ciudad de Chincha Alta.]

Deja un comentario